Cuando los animales aparecen en los sueños

La presencia animal en los sueños es universal: no hay cultura humana que no haya hablado de ella desde la antigüedad. Esto se debe a que los animales no son sólo seres vivos: para el hombre siempre han tenido un significado simbólico profundo y es precisamente en este sentido que aparecen en los sueños. Quizás también por esta razón, en todas las tradiciones antiguas , los animales desempeñaban un papel sagrado: las mismas divinidades eran a menudo representadas en formas animales, por ejemplo Horus que, en el Antiguo Egipto, estaba asociado con el halcón. La cultura sagrada del pueblo de los faraones estaba llena de divinidades imaginadas con cuerpo humano y cabeza de animal: Hator la vaca, Bastet el gato, Anubis el chacal….

A siglos y kilómetros de distancia, los nativos americanos atribuían a los animales el papel de guía espiritual de la comunidad y cada uno podía contar con su propio animal guía personal . Constituyendo una parte integral del patrimonio cultural de la humanidad, por lo tanto, no es de extrañar que los animales vengan a visitarnos incluso en nuestros sueños. El propio Sigmund Freud, padre del Psicoanálisis, desde el principio de su actividad se vio obligado a lidiar con el peso que los animales tenían en los sueños y fantasías de sus pacientes.

LEA TAMBIÉN Significativo, Significativo e Interpretación de los Sueños

Los animales nos llaman a redescubrir una parte de nosotros

Pero fue sobre todo Carl Gustav Jung quien reconoció el valor simbólico de la presencia animal en los sueños. Según el fundador de la psicología analítica, los sueños no sólo se basan en el inconsciente personal del soñador, sino también y sobre todo en el inconsciente colectivo , un contenedor psíquico universal que une a todos los seres humanos más allá del tiempo y del espacio. En algunos momentos particulares de la existencia, uno puede encontrar lo que el propio Jung definió como “grandes sueños”, o experiencias oníricas ricas en símbolos conectados con mitos y leyendas cuyo tema principal es el Viaje del Héroe.

Son estos sueños muy significativos los que a menudo tienen como protagonistas a los animales que, como sucede en los cuentos de hadas, se convierten en símbolos y expresión del proceso de identificación del yo , el camino existencial que lleva al hombre a convertirse en lo que realmente es. Pero, ¿qué comunica exactamente la presencia animal en los sueños? Encontrarlo significa entrar en contacto con la parte primitiva de cada uno , la más irracional e inconsciente, que tiene raíces antiguas y misteriosas.

LEE TUS sueños también: inteligencia nocturna

Cuanto más lejos esté el animal que aparece en el sueño de nuestra experiencia cotidiana y de nuestro modo de vida habitual, más seguro estaremos de encontrarnos frente a una parte muy profunda de nosotros, a la que a menudo no hemos dedicado el espacio adecuado y que ahora viene a reclamar que nos lleve a la plenitud, esencial para construir una vida armoniosa y consciente, base de toda autenticidad.

Entre las figuras de animales más comunes que aparecen en los sueños encontramos:

  • La araña : tiene que ver con la hembra, con sus ansiedades y conflictos psicológicos profundos relacionados con el tema de la maternidad. Piensa en la telaraña: puede significar hogar y protección, pero también encarcelamiento y destrucción.
  • El cocodrilo : con su vida en la frontera entre la tierra y el agua, simboliza la presencia de contradicciones y polaridades opuestas en el hombre.
  • La mariposa : símbolo muy positivo del renacimiento psíquico. Piensa en la oruga que, convertida en crisálida, “muere” para renacer mariposa y…..para volar.
  • El caballo : En el mito este animal siempre ha sido representado como guía para el héroe, por ejemplo Pegaso, el caballo alado del héroe Perseo que derrotó a la medusa. Equipado con clarividencia y facultades adivinatorias, el caballo representa universalmente la “sabiduría” del instinto.
  • El cat : otro animal tradicionalmente ligado a la hembra, en términos jungianos tiene que ver con el Alma , la parte femenina del hombre que necesita ser reconocida e integrada, bajo pena de desequilibrio psíquico. El gato en nuestros sueños nos invita a vivir con mayor autenticidad e independencia , sabiendo dar el espacio adecuado a las partes más instintivas y apasionadas de nosotros sin dejarnos abrumar, sino integrándolas en la vida cotidiana. Por eso representa uno de los símbolos más fructíferos del proceso de individuación que tiene lugar continuamente dentro de cada uno de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *