¿Impresionante? Sírvase usted mismo de esta manera

El número de éstos está aumentando considerablemente, en parte debido al número de estímulos fuertes a los que está sometido el hombre moderno. Son personas hipersensibles, personas que están demasiado impresionadas por imágenes, situaciones y acontecimientos, intensos o dramáticos, pero que no provocan una reacción tan extrema en la mayoría de las personas. En un mundo como el contemporáneo, en el que ya no nos ahorramos nada (en la televisión, en la calle, en Internet) y en el que necesitamos estar preparados para diversos tipos de acontecimientos, lo impresionable vive mal y, sacudido por mil razones, no es de ninguna ayuda ni para él ni para los demás. Es como si una parte de ellos hubiera seguido siendo un niño , fijado por ejemplo en un evento traumático de la infancia, que no pudieron retrabajar, y reaccionan como un niño paralizado por el terror cada vez que un evento actual recuerda o evoca esa situación de desasosiego experimentada años antes.

Los eventos más impresionantes

– visión sanguínea, desmayo de un miembro de la familia

– ser testigo de accidentes de tráfico

– hechos noticiosos e imágenes horripilantes de noticias o de la web

– documentales sangrientos, el nacimiento de su pareja

– películas de terror o de alta tensión

– eventos naturales anormales (erupciones volcánicas, terremotos, ciclones)

– ser testigo de discusiones y disputas acaloradas

– la visión de una persona muerta, el olor del hospital

– espectáculos de circo sin protección (por ejemplo, equilibrista sin red)

Los efectos

– No poder contar contigo mismo

– Ser considerado poco fiable

– Angustia, malestar y pesadillas

– Evitar muchas situaciones

– Dificultad para relajarse

– Desarmonía en el desarrollo de la personalidad

Qué hacer

Evitar lo evitable Entre las cosas que impresionan, algunas son evitables: por ejemplo, películas de alta tensión, programas extremos, Tg despiadado. Situaciones en las que su presencia es irrelevante. No haga desafíos inútiles y luego enferme durante días.

Entrena para enfrentar lo inevitable Cada vez que te impresionas parece la primera vez. Tenga en cuenta que no puede evitar otras “impresiones”. Usa tu racionalidad para entender y aprovechar la emocionalidad que te hace tan pasivo frente a los eventos. Aquí se necesita un esfuerzo activo, una lucha mental.

Busca una imagen amigable Si durante el día algo te impresiona, produce lo antes posible una imagen positiva, cargada de eros y pathos, contrastándolos. No deje que la habitual “marea negra” invada su cerebro, convirtiéndose en una pesadilla o una obsesión.

Desensibilizado en pequeños pasos Cuatro palabras: 1) hábito, 2) gradualidad, 3) conocimiento, 4) motivación. Aquí está el secreto. Identifica un área de fragilidad que quieras resolver y conócela. Por ejemplo, ¿le impresiona la sangre? Inscríbase en un curso de emergencia en su casa, donde no verá sangre, pero sabrá las técnicas para arreglárselas en caso de emergencia. Un día los conocimientos técnicos y la necesidad urgente de su trabajo le darán una fuerza que aniquilará la marea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *