La música clásica, un escudo contra el estrés

Escuchar música clásica no es sólo un placer del espíritu que puede dar sensaciones agradables de relajación y paz interior, sino una ayuda concreta para encontrar la salud comprometida por los ritmos a menudo excesivamente estresantes de la vida contemporánea. Según una investigación del British Journal of Health Psychology, esta música favorece la estabilización de la presión arterial después de un período de fuerte estrés y, por lo tanto, es terapéutica.

Si el estrés es el primer enemigo del corazón….

Es bien sabido en medicina que el estrés excesivo puede causar serios daños al cuerpo, particularmente al sistema cardiovascular. Las investigaciones han demostrado que la música clásica, comparada con el jazz, el rock o el pop, tiene un efecto terapéutico evidente en la circulación sanguínea y la presión arterial. Por el contrario, no se ha encontrado ningún efecto “rehabilitador” en otros tipos de música (y en el silencio).

…La música clásica es un gran aliado

Los efectos beneficiosos de escuchar música clásica también se encontraron al medir el nivel salival de cortisol causado por el estrés psicológico. Los datos monitoreados en 24 estudiantes después de una prueba, muestran que al escuchar música los niveles salivales de colesterol se estabilizan inmediatamente al bajar, mientras que sin escuchar música permanecen altos durante al menos 30 minutos después del examen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *