Lo que usted aprende de inmediato afecta su vida

Una reciente publicación científica publicó los datos del Proyecto Abecedario, un proyecto estadounidense que durante 45 años ha seguido a un grupo de 100 individuos durante un período muy largo de su existencia. La investigación, coordinada por Virginia Tech (un prestigioso instituto universitario estadounidense), ha estudiado a lo largo de los años dos grupos de niños para evaluar el diferente nivel de aprendizaje a lo largo del tiempo. El objetivo de este proyecto era encontrar una posible correlación entre la calidad de vida a lo largo de los años y las experiencias de estos niños en sus primeros cinco años de vida, según explica Craig Ramey, profesor del Virginia Tech Carilion Research Institute, que participa en el Proyecto Abecedario desde 1987.

Leer también: Cree en ti mismo, puedes aprender?

La importancia de la primera infancia

Años más tarde quedó claro que una educación correcta desde las primeras seis semanas de vida hasta los primeros cinco años de vida, incluso en presencia de situaciones de angustia social, permite a los adultos alcanzar una calidad de vida satisfactoria tanto en el aspecto laboral como en las relaciones sociales. El estudio preveía que los niños seleccionados se dividían en dos grupos y sólo uno de ellos era seguido de forma “intensa” desde el punto de vista didáctico durante 5 años consecutivos. Mientras que un grupo seguía el currículo escolar normal, los niños del otro grupo eran invitados todos los días por un profesor a participar en actividades, lecturas y conversaciones.

Involucre a sus hijos en las diversas actividades ahora

Según Ramey, seguir a un niño diariamente durante varias horas al día de una manera apropiada durante 50 semanas al año puede cambiar completamente el curso de su vida entonces como adulto. Es importante que el educador involucre al niño en diferentes actividades y al mismo tiempo explore cuáles pueden ser sus necesidades. De hecho, el diálogo entre el adulto y el niño es continuo. Pero estos resultados no sorprenden a los expertos en la materia. Desde hace algún tiempo, varios estudios han puesto de relieve la estrecha correlación entre los primeros años de la infancia y la formación del individuo.

Confirmaciones de neurociencia

El estudio confirma además que un buen enfoque del niño por parte de los adultos en los primeros años de vida tiene una serie de importantes efectos positivos en los años siguientes, tanto en las relaciones familiares estrechas como en las relaciones sociales fuera de la familia, incluidas las laborales. Las propias neurociencias lo confirman: la educación emocional puede marcar una verdadera diferencia. Cuando nacemos, las redes neuronales ya están pero deben ser “activadas” y este proceso de activación progresiva depende de la experiencia. Por esta razón, desde las primeras semanas de vida, el niño debe participar en actividades específicas con juegos, pero también con explicaciones sobre lo que está sucediendo en el entorno que lo rodea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *