Más fuerza para tu carácter!

Los aspectos más angulosos o rebeldes de tu personaje , que generalmente consideras erróneos, son aquellos en los que se encuentra tu fuerza vital. ¿Te encuentras demasiado irascible, o demasiado tímido, o no te gusta sentir envidia hacia alguien? Sepa que estos mismos aspectos del carácter , si se usan bien, lo distinguen de los demás y le permiten desarrollar un punto de vista personal. De ellos puede nacer una gran fuerza de voluntad. Aprendamos a usarlos bien.

Eres más fuerte si no intentas cambiar

A menudo nos gustaría corregir nuestro carácter , nos gustaría “domesticarnos” para que parezca una imagen ideal. Algunos lados “rebeldes”, sin embargo, lo impiden y nos llevan de vuelta a la tierra con los pies. De ahí la constante tendencia a luchar contra ellos. ¿Cuál es el riesgo?

El exceso de autocontrol puede perjudicar

Luchar contra el comportamiento instintivo significa hacerlo más fuerte. Hoy podemos ser capaces de controlarlos, pero la energía acumulada regresará más fuerte mañana, con todos los problemas que vendrán después. Cambiemos nuestro enfoque con esta técnica.

Separa las emociones de lo que las desencadena: obtendrás un “elixir” de energía

Cada vez que escuchas una emoción que consideras “errónea” (envidia, ira, timidez…), intenta “desatarla”, es decir, separarla de la situación o de la razón que la ha provocado. Por lo general, usted piensa que tiene envidia de cierta persona, o siempre se enoja cuando su pareja se comporta de cierta manera, o vincula la timidez a cifras que usted piensa que son más fuertes de lo que usted es. Trate de pensar en cambio que esas circunstancias, esas personas, son sólo ocasiones, interruptores que le permiten “acceder” a energías autónomas, que existen independientemente… ¡de usted! En tu personaje expresas fuerzas universales: ira, envidia, miedo, pasión, entusiasmo…. Son todos fragmentos de una energía que sólo espera fluir en todos nosotros y no por casualidad los antiguos pueblos los consideraban “formas” de lo divino.

El resultado: mayor disposición y entusiasmo

Con este dispositivo, usted aprende gradualmente a aceptar sus reacciones sin tener que “tirarlas inmediatamente”, pero también sin tratar de reprimirlas. Cuando llegan, es como si te visitara un dios o una diosa: dales la bienvenida con amabilidad, que resuenen y se queden ahí, junto a ellos. Al separar la emoción del motivo externo, lo que te queda es sólo “el elixir”, el destilado de esa emoción. Verás que, lentamente, te dará fuerza, entusiasmo y nuevas percepciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *