Sorpresa: cuanto más bostezas, más listo eres.

Bostezar siempre ha sido sinónimo de aburrimiento y desatención, pero los recientes descubrimientos cuestionan esta teoría. Según un estudio realizado en la Universidad Estatal de Nueva York, recientemente publicado en Biology Letters, parece que los sujetos más propensos al bostezo tienen un mayor desarrollo cerebral. El psicólogo Andrew Gallup ha examinado durante mucho tiempo algunos videos en los que 29 especies diferentes de mamíferos (incluyendo ratones, gatos, zorros, morsas y elefantes) fueron filmados y trató de comparar la cantidad y duración de los bostezos que encontró con el peso de sus cerebros y el desarrollo de la corteza cerebral.Lo que se desprende de esta larga investigación es que, mientras tanto, el bostezo es más frecuente en primates que en otras especies; además, cada especie parece tener una duración media de bostezo que oscila entre 1,5 segundos en ratones y 6 segundos en elefantes.

¿Para qué bostezar?

Con el acto de bostezar varias acciones ocurren simultáneamente: por un lado, a través de la contracción y relajación de los músculos de la cara aumenta el flujo de sangre a través de la zona del cráneo mejorando la oxigenación, por otro lado esto permite dispersar cualquier exceso de calor producido tal vez por una “intensa actividad de concentración”. El estudio parece apoyar la hipótesis de que el bostezo es como el sudor: un instrumento que sirve para mantener un cierto equilibrio en el cuerpo y por lo tanto realizar una verdadera acción “termorreguladora”. Sin embargo, todavía hay muchos aspectos interesantes, incluyendo la relación entre el desarrollo de la corteza cerebral y la duración del bostezo, que parece tener una relación directamente proporcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *