Sueño con una abeja persiguiéndome: ¿qué significa eso?

Katia escribe a la redacción de Riza psicosomática hablando de sí misma y de un extraño sueño hecho unas noches antes: “Durante algún tiempo me gustaría realizar un nuevo proyecto, pero hasta ahora mis miedos me han frenado. Ahora he encontrado un buen colaborador y todo me sugiere que es el momento adecuado para saltar, pero todavía no puedo dar el paso decisivo. La otra noche tuve un sueño: estoy en un edificio moderno y de hormigón que me recuerda a mi escuela primaria, al pasillo central y a las habitaciones contiguas. Entro en la primera habitación, estrecha y larga, estoy allí para trabajar, pero el ambiente está amueblado como si fuera el baño de una escuela.

Luego paso a la siguiente habitación: es otra oficina, pero hay un espejo antiguo con un marco de oro y dos sofás. Al final de la sala hay una ventana francesa por la que entran dos ancianas, me dicen que en el exterior hay un jardín romano con restos antiguos, capiteles y estatuas. La puerta está abierta por la mitad, puedo ver el jardín. De repente me doy cuenta de que una abeja está entrando, pero es diferente de las abejas habituales. Es grande, tiene una cabeza redonda, enorme, con dos ojos grandes, dorados y netos. Se dirige amenazadoramente hacia mí, tengo miedo y luego me despierto.

LEA TAMBIÉN, inteligencia nocturna

Cuando un sueño habla de tus proyectos más auténticos

El moderno edificio, que se compara con la escuela primaria, podría representar una especie de laboratorio donde el protagonista está poniendo en marcha un nuevo trabajo. El hecho de que esté amueblado como un cuarto de baño subraya cómo esta nueva actividad está ligada a las necesidades básicas e íntimas. La siguiente habitación es una sala de estar con un espejo en el que la protagonista tiene la oportunidad de verse a sí misma en su totalidad para conocer nuevos aspectos de sí misma. El jardín antiguo es parte de un proceso exploratorio hacia una parte más original de sí mismo.

No descuide su creatividad

Pero la imagen que más que nada es portavoz de este “ensanchamiento de la conciencia” es la abeja y sus grandes dimensiones amplifican su importancia y significado. La imagen onírica de la abeja a menudo se refiere al deseo de hacer, para darse cuenta de sí mismo, es el emblema de la imagen de creatividad , el que transforma el néctar en miel. Sin embargo, si la abeja nos persigue, significa que nuestro trabajo se ha vuelto demasiado esquemático y monótono y que necesitamos atraer nuevas energías y relanzarnos de una manera diferente: quizás es hora de que Katia diga que sí a este nuevo proyecto que la ha estado siguiendo durante demasiado tiempo

.

La abeja reina simboliza un deseo de superación que no acepta límites

Si la abeja evoca una labor creativa, ver a una abeja reina aparecer en un sueño significa que está viva en el inconsciente el deseo de sobresalir en los diferentes niveles de la vida, del placer, de estar en el centro de la atención y de seducir. Otras veces esta imagen se refiere a la presencia de una fi gura femenina llena de sensualidad que quiere centrarse en sí misma todas las miradas y bloquear el paso a otras mujeres. La abeja reina es la única abeja en la colmena que se alimenta de jalea real, el alimento que le permite ser fértil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *