Vivir en el presente: el secreto para estar bien

Muchos creen que la felicidad no es para ellos y que nunca podrán alcanzarla. La creencia común es que si en el pasado las cosas han ido de cierta manera, entonces será lo mismo en el presente y en el futuro. El error que cometes es creer que lo que fuiste… eres y serás. ¡Pero no es eso! V aferrarse sólo a la hora del reloj no nos ayuda a tener toda la energía necesaria para vivir en el presente, pero es como llevar una piedra sobre los hombros que nos agobia.

Vivir en el presente “Vivir en el ahora” significa estar con la mente en el presente, aprender a escuchar y conocer el propio cuerpo por lo que nos está diciendo ahora. Las cosas están sucediendo ahora mismo: ahora mismo me duele el hombro, tengo mi ciclo menstrual, estoy triste…. Si no aprendes a vivir en el presente, pero buscas las causas de nuestros problemas en el pasado, terminas en una escala inversa, ¡perdiendo la energía necesaria para lidiar con el presente en su mejor momento! Si algo está sucediendo en este momento significa que ahora esa función tiene que tener lugar, así que no tiene sentido mirar hacia atrás al pasado para encontrar una respuesta a nuestro malestar. Si un problema llega ahora es en el presente que debe ser afrontado, sin mirar al pasado o al futuro. La vida no debe ser vivida con las expectativas que construimos, sino percibiendo lo que sucede en el presente.

Recuperar energía estando contigo mismo Para vivir en el presente, necesitas saber escuchar en tu interior, estar en silencio contigo mismo, sin creencias e identidades ficticias. Si podemos vivir trayendo la mente sólo al presente, como el cuerpo lo hace naturalmente todos los días, entonces tendremos toda la energía necesaria para tratar con cualquier perturbación que venga a visitarnos. Por el contrario, la incomodidad continuará presentándose si no es aceptada y no tiene la posibilidad de “expresarse” como le gustaría. Estar bien significa estar en el presente, estar con el propio cuerpo, sin pensamientos, sin el “yo” que nos hemos construido para aparecer a los demás y a nosotros mismos de cierta manera. Es más sencillo de lo que parece: basta con mirar lo que te sucede en el momento presente, observarlo sin tratar de cambiar las cosas. Elimina todo lo que es demasiado y tendrás la energía que necesitas para sentirte bien y vivir en paz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *